Beneficios de la Inducción Miofascial

Induccion Miosfacial

INDUCCIÓN MIOFASCIAL

La Inducción Miofascial es un concepto terapéutico perteneciente a la Terapia Manual y dirigido a restablecer la función del sistema fascial.

Vamos a empezar hablando de la fascia, ese tejido tan importante para nuestro organismo y a la vez desconocido.La fascia es un tejido fino, elástico y a la vez resistente que recubre y conecta nuestros músculos, órganos, vasos sanguíneos y nervios. Este sistema fascial forma una ininterrumpida red que controla todos los componentes de nuestro cuerpo. Es una estructura viva, con capacidad de movimiento propio y densamente inervada.

Las funciones básicas de la fascia son:

- Protección de las estructuras corporales que rodea.

- Absorción de impactos y amortiguación de presiones.

- Formación de compartimentos corporales (por ejemplo, dentro de un músculo separa las fibras musculares y lo recubre separándolo de los músculos vecinos y de otros tejidos).

- Soporte y cohesión de estructuras corporales, importante para mantener un correcto balance postural.

Este sistema fascial debe encontrarse en equilibrio para que nuestro cuerpo pueda realizar correctamente sus tareas; de lo contrario la presencia de restricciones en este tejido afectará a la correcta función corporal y nos producirá dolor.

La alteración en el movimiento de la fascia llamada “disfunción miofascial” puede ser provocada por múltiples factores, como la falta de ejercicio, malas posturas mantenidas, estrés, cicatrices, envejecimiento, dieta inadecuada… El mecanismo de dolor es un círculo vicioso; la fascia al volverse rígida hace presión sobre determinados receptores nerviosos provocando dolor. Al sentir dolor el paciente tiende a evitar ciertos movimientos, pero esta inactividad provoca más rigidez en la fascia y por consiguiente más dolor.

La fascia es un tejido que responde bien a los estímulos mecánicos, es decir, el movimiento le viene bien para recuperar esa elasticidad perdida por los factores que antes mencionamos. Por esto es tan importante realizar ejercicio físico de forma constante y evitar en la medida de lo posible la inactividad. La disfunción miofascial no tratada correctamente nos lleva a un círculo vicioso de tensión y espasmo muscular produciendo una alteración en la funcionalidad y dolor.

El objetivo de la Inducción Miofascial es restablecer la correcta movilidad de la fascia para así conseguir una disminución del dolor y una recuperación de la función corporal. Esta terapia consiste en una serie de técnicas basadas en movimientos y presiones sobre las diferentes estructuras corporales para lograr eliminar las  estricciones de la fascia y equilibrar la alterada función corporal.

Como mencionamos anteriormente, las fascia es un tejido continuo, por lo cual una restricción local en el sistema miofascial puede provocar reacciones a distancia, es decir, que podemos tener un dolor en una determinada parte del cuerpo y sin embargo la lesión primaria estar localizada a distancia de la zona dolorida. Por esto, con las técnicas de inducción miofascial no solo vamos a tratar la zona que al paciente le duele, si no que trataremos también otras zonas donde el movimiento de la fascia no es el adecuado.Fit woman stretching her leg to warm up in gym

En los últimos años varios estudios han demostrado que la alteración en la movilidad y elasticidad de la fascia están detrás de numerosos casos de dolores crónicos y fibromialgias. Por esto, para una buena salud de nuestro sistema miofascial desde aquí os recomendamos hacer ejercicio físico de manera moderada y constante, tener una buena alimentación y acudir a vuestro fisioterapeuta tanto para la prevención de dolores como para su tratamiento.

Nuria Pazos