Consejos para un entrenamiento eficiente

Claves para un entrenamiento efectivo

Mucho se habla en la actualidad que el ejercicio físico mejora la calidad de vida y por ende, el estado de forma. También hemos leído como médicos de prestigio y que han sido deportistas de renombre como José A. Corbalán comentan que “no hay ningún método con mejor relación coste-beneficio que el ejercicio físico”. Además, con el ejercicio físico, pero especialmente con el entrenamiento de fuerza mejoramos nuestra composición corporal y la salud en general, ya que ayudamos a mejorar la resistencia a la insulina, los niveles de osteoporosis, mejora el perfil lipídico…contribuyendo con todo ello a aumentar nuestra calidad de vida y nuestra esperanza de vida, si nos comparamos con otros grupos de población que no practica deporte.

Sin embargo, en la actualidad tendemos a estigmatizar socialmente al entrenamiento de fuerza ya que suele “malentenderse” como aquel entrenamiento donde hay que levantar pesas para la ganancia muscular. En la actualidad, son muchos los compañeros de profesión que, tras años de investigación científica, demuestran que no tienen que llevarse a cabo un entrenamiento de halterofilia para desarrollar la masa muscular. Además, números estudios científicos han constatado que aquellas personas que realizan un entrenamiento de fuerza de manera regular, tienen una mayor esperanza de vida y, volviendo a lo que decía José A. Corbalán, estás personas utilizan menos el sistema sanitario.

¿Qué efectos/beneficios encontramos entre esta población que realizan regularmente ejercicio físico?

-Facilidad de llevar a cabo tareas diarias.
-Menor fatiga acumulada a lo largo del día.
-Aumento de la calidad sueño/descanso.
-Aumento de la motivación al encontrarse bien consigo mismo.

En una investigación que incluía a 83.740 pacientes mayores de 65 años, se concluyó que la actividad física moderada-alta reducía hasta el 50% de riesgo de dependencia. Éste beneficio se daba en ambos sexos, pero las mujeres conseguían reducirlo incluso un poco más. Espor ello que desde Alter Saúde vamos a adaptarnos a ti, teniendo en cuenta tus necesidades y los objetivos a cumplir desarrollando un programa individualizado. A  modo de resumen, podríamos decir que nuestra hoja de ruta sería la siguiente:

foto entrenamiento

Adaptado de David Merchante “El Entrenamiento eficiente” En la actualidad nos encontramos con que la gran mayoría de la población apenas dispone de tiempo para dedicarse a si mismo o, si lo dispone, no tiene el hábito de acudir a un centro de entrenamiento para mantenerse en forma. Sin querer entrar en más debate ni explicar las circunstancias individuales de cada uno, vamos a decir que la inactividad física se ha convertido en uno de los principales problemas de la actualidad, ya que nos encontramos con que cada vez más, nuestro país se encuentra entre los que presenta un mayor índice de obesidad infantil y entre los que presenta, a niveles generales, una sociedad cada vez más sedentarias. Lo cual nos lleva a señalar los siguientes efectos contraproducentes para nuestro organismo:

-Mala higiene postural
-Dolores musculares
-Trastorno del síndrome metabólico

Para saber si sufrimos el TSM (Trastorno del Síndrome Metabólico), sólo debemos obtener 3 o más resultados positivos en las siguientes pruebas:

  1. - Perímetro abdominal mayor o igual a 102cm en hombres y mayor o igual a 88cm en mujeres
  2. - Triglicéridos por encima de 150mg/dl de sangre (1,70 mmol/l de sangre).
  3. - Colesterol HDL menor a 40mg/dl de sangre (1,04 mmol/l de sangre en hombres) y en mujeres, HDL menor a 50 mg/dl (1,04 mmol/l de sangre en mujeres)-Presión arterial mayor o igual a 130/85 mmHg independientemente del género o en personas que toman medicamentos antihipertensivos.
  4. - Glicemia en ayunas mayor o igual a 100mg/dl de sangre (5,6 mmol/l desangre) tanto en hombres como en mujeres.

Resumiendo, si una persona que presente un TSM tiene un alto riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular y diabetes tipo II, en la mayoría de los casos, aumentando la actividad física, controlando la alimentación y disminuyendo los niveles de estrés, se puede llegar a controlar éste trastorno. ¿Un exceso de actividad física puede resultar perjudicial?

Todo exceso es perjudicial, ya que cualquier actividad que suponga una sobrecarga va a tener contraindicaciones y efectos secundarios. Más no es mejor. Por ello, no por entrenar mucho nos va a ayudar a tener más salud en un tiempo record y lo contrario, no por movernos una vez a la semana va a suponer un cambio sustancial en nuestra vida cotidiana.

Es necesario que profesionales y titulados en la materia (CAFYD) hagan junto con el médico, unas valoraciones individuales para adaptar a cada persona cómo y cuanto ejercicio debe realizar semanalmente y sobre todo, tener en cuenta los periodos de recuperación para no exponer a ningún paciente a niveles desaconsejados de actividad física.

545489-PJW07A-562

EN RESUMEN:
- El ejercicio físico mejora la calidad de vida ya que mejora nuestro estado de forma.
-“No hay ningún método con mejor relación coste/beneficio que el ejercicio físico”.
-Un entrenamiento de fuerza llevado a cabo de manera regular y eficiente mejora la esperanza de vida.
- El trabajo de fuerza mejora la función cardiovascular.

Cuco Rodríguez, LCCAFYD, Diplomado en E.F. Master en Prevención, Recuperación y Readaptación de lesiones físico
deportivas, Experto en Evaluación Funcional del Movimiento y Ejercicio Correctivo.