Qué es y cómo detectar el retraso madurativo

NEURODESARROLLO Y RETRASO MADURATIVO

A diferencia de otros mamíferos, el ser humano no nace con el cerebro totalmente desarrollado. Es decir, tiene que ser programado y esa programación viene determinada por el entorno y las experiencias. A esta programación es a lo que llamamos “neurodesarrollo”.

neurodesarrollo
A medida que el bebé crece en peso y talla el cerebro va madurando, lo que le permite a un bebé sano desarrollar capacidades cognitivas, motoras y sociales. La maduración comienza durante la gestación y termina en la edad adulta.

Cuando un bebé nace, lo hace con una programación muy básica que le permite alimentarse, respirar… en definitiva sobrevivir, y poco a poco va evolucionando hacia una programación más compleja y precisa.

¿Qué es el retraso madurativo?

Es una forma de decir que un niño no hace lo que le corresponde a su edad, pero no es una patología ni un diagnóstico en sí. Es una desviación del desarrollo esperado para su edad.

Hay diferentes escalas que nos permiten determinar si hay un buen desarrollo, como la Alberta, Denver y Llevant-Haizea y nos pueden orientar para saber si existe algún problema.

Dicho esto, sabemos que todos los niños no evolucionan ni maduran igual. Es decir, es igual de sano un niño que comienza a caminar a los 12 meses como el que lo hace a los 14, pero si con 18 meses aun no camina, esto nos puede indicar que existe algún trastorno que no le permite hacerlo. Pero siempre hay que dar un poco de margen a los niños para alcanzar unos hitos motores.

En líneas generales, esperamos que un niño tenga esta evolución:

3 MESES:

  • Se mantiene boca abajo con cabeza erguida
  • Puede agarrar objetos
  • Las manos se tocan
  • Balbuceos

4 MESES Y MEDIO:

  • Boca arriba se toca las rodillas
  • Mira y agarra a los lados

5 MESES:

  • Se pone de lado
  • Se ríe a carcajadas

6 MESES:

  • Se agarra los pies boca arriba
  • Pasa objetos de una mano a otra
  • Voltea
  • Dice sílabas
  • Sedestación estable

8 MESES:

  • Se pone a cuatro patas
  • Dice adiós con la mano

9 MESES:

  • Se pone de rodillas
  • Posición de caballero
  • Señala objetos

10 MESES:

  • Gateo
  • De pie sin apoyo

12 MESES:

  • Primeros pasos
  • Primeras palabras

14 MESES:

  • Se pone de cuclillas
  • Camina sin ayuda
  • Garabatea

Aunque también es cierto que una detección precoz de un retraso en el neurodesarrollo facilitará la intervención temprana para mejorar las capacidades y llegar al máximo potencial de su desarrollo.

Cuanto más tiempo pase sin ser atendido, más tiempo llevará y más difícil será mejorar el pronóstico.

Un fisioterapeuta especialista en desarrollo, puede valorar a un bebé o un niño y comprobar si su edad se corresponde con el desarrollo esperado y así poder intervenir lo antes posible.