FISIOTERAPIA RESPIRATORIA INFANTIL

Ahora que empieza la época de frío y lluvia aumentan las consultas por problemas de mocos, tos, dificultad respiratoria, fiebre… sobretodo en niños menores de 2 años ya que no saben sonarse y no tienen la fuerza suficiente para provocar una tos productiva que les ayude a eliminar el moco.

De momento en España es una terapia bastante desconocida, pero se utiliza de forma habitual en las consultas como tratamiento para favorecer el drenaje del moco en casos de bronquiolitis, bronquitis, asma, neumonía, hipersecreciones, etc.

La fisioterapia respiratoria ayuda a eliminar los mocos, facilita la expectoración, mejora la respiración, disminuye la cantidad de la medicación, evita ingresos hospitalarios y reduce el absentismo escolar y laboral.

Se puede aplicar a bebés desde el primer día de vida ya que las técnicas de tratamiento se adaptan en función de cada paciente. Ésta terapia está indicada siempre que exista un acúmulo de moco, tos, ruidos respiratorios, etc.

¿Qué debe saber? Para realizar la sesión es necesario que pasen 2 horas desde la última comida para evitar que el niño la vomite y también es preciso que no venga con sueño. Es muy importante que los padres entiendan que el niño va a llorar en las sesiones, lo que nos ayuda a drenar el moco, pero que no es una técnica dolorosa. Después de la sesión es normal que el niño tosa y expectore más puesto que hemos movilizado la mucosidad, incluso a algún niño puede darle unas décimas de fiebre.

¿Qué pueden hacer los padres?

  • Aumentar los lavados nasales
  • Mantener hidratado al niño
  • Subir la cabecera 30º para mejorar la respiración
  • Lavarse las manos más a menudo, ya que son portadoras de virus
  • Evitar fumar delante de ellos
  • Mantener el ambiente bien ventilado
  • No usar humidificadores de forma sistemática

2

4

3