Fisioterapia respiratoria

Fisioterapia respiratoria

La FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PEDIÁTRICA es una terapia que ayuda a eliminar el moco, facilita la expectoración y mejora la respiración; por lo que reduce la medicación, los ingresos hospitalarios; así como, el absentismo escolar y laboral.

Es una técnica muy suave que se puede utilizar desde el primer día de vida, ya que se adapta en función de cada paciente.

¿ Qué necesito saber para acudir a tratamiento ?

Está indicado siempre que exista un acúmulo de mocos, tos, ruidos respiratorios, etc.

Consejos a la hora de acudir a tratamiento …

  • Es necesario que pasen dos horas desde la última comida, para evitar vómitos.
  • El niño no debe de venir con sueño
  • El niño puede llorar durante la sesión, pero no es una técnica dolorosa.
  • Después de la sesión es normal que el niño tosa y expectore más, puesto que hemos movilizado las secreciones
  • A algunos niños puede darle décimas de fiebre

¿ Qué deben hacer los padres para prevenir estos procesos ?

  • Aumentar los lavados nasales: el especialista les enseñará a realizarlos correctamente
  • Mantener hidratado al niño
  • Subir la cabecera de la cama 30º para mejorar la respiración
  • Lavarse las manos más a menudo, ya que son portadoras de virus
  • Mantener la zona de influencia del niño bien ventilada
  • No usar deshumidificadores de forma sistemática: el clima gallego tiene un alto porcentaje de humedad
  • Evitar fumar delante de ellos: ser conscientes de que piel, aliento y ropa también son portadores de las sustancias del tabaco.